Elementos básicos alimentación del caballo

En general podemos decir que la alimentación del caballo se compone de dos elementos principales: el forraje y el pienso. La clave para conseguir una alimentación adecuada es lograr el equilibrio perfecto en la cantidad a proporcionar de cada uno de estos alimentos; una cantidad que estará en función de la raza del animal, su tamaño, edad, trabajo que realice, estación...

 

 

 

  • EL FORRAJE:

Es decir, la hierba y el heno que aportan la fibra necesaria y suponen la mayor parte del volumen de la dieta. Su calidad dependerá como es lógico de la calidad de la hierba que tengamos, la cual debe ser vigilada para que mantenga durante todo el año los mismos valores nutritivos para el animal.

 

 

En cuanto al heno (hierba cortada y seca almacenada), tenga en cuenta que alcanza su mayor calidad después de florecer y antes de producir la semilla. Vigile que su heno cuente con hierbas buenas y nutritivas, algunas de estas son:

  • Hierba de prado.
  • La espigueta.
  • La cola de rata.
  • La hierba de páramo.

Nunca de a su caballo heno viejo o con moho, podría perjudicarle su sistema respiratorio. Además debe dejar transcurrir por lo menos seis meses para que un heno sea válido para la alimentación. Un heno con menos de este tiempo puede resultar indigestivo e incluso provocar cólicos al caballo.

Le recomendamos que si no posee hierba de calidad, utilice el ensilado (hierba natural empaquetada al vacío), ya que posee un alto valor nutricional. Puede mezclarlo con el heno para aumentar su volumen pero también debe saber que el ensilado puede sustituir completamente al heno, eso sí, debe introducirse en la dieta del animal de forma gradual.

 

  • EL PIENSO:

 

Da al caballo la energía que precisa. Podemos hablar de la existencia de dos tipos de pienso: el concentrado y el compuesto.

Los piensos concentrados nunca deben ser suministrados como alimento único, sino mezclado con forraje, de forma que el caballo los digiera lentamente. Entre las diferentes clases de este pienso podemos señalar:

  • La cebada: proporciona energía y volumen a la comida.
  • La avena: ideal para el caballo ya que la digiere fácilmente. Es conveniente aplastarla para evitar que la ingiera rápidamente.
  • El maíz: deberemos suministrárselo cocido y en copos, es un complemento perfecto para dar volumen a la comida.
  • El salvado: no tiene valor alimenticio, pero puede añadirse para dar volumen.

En cuanto a los piensos compuestos o de mezcla, se trata de un alimento mucho más completo, tenemos la siguiente variedad:

  • Pienso compuesto completo: que contiene piensos concentrados y forraje, por lo que se trata de un alimento muy completo, si bien recomendamos mezclarlo con algo de forraje natural para que resulte más digestivo.
  • Pienso compuesto concentrado: contiene gran cantidad de minerales, proteínas y vitaminas por lo que puede suministrarse tan sólo con heno.
  • Granulados: que disponen de gran variedad de ingredientes molidos, tratados al vapor y prensados.
  • Mezclas variadas.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR