Sudaderos Y Protecciones

      La idea inicial con la que se creó el sudadero fue para dar comodidad al caballo, pero en la actualidad se ha convertido en una pieza fundamental que otorga comodidad también para el jinete. Ayuda a repartir y disminuir la presión de la silla sobre el dorso del caballo.

Se coloca entre la montura y el cuerpo del caballo y va sujeta a la montura para evitar que se deslice. También es cierto, que algunas personas lo usan para ajustar la montura al cuerpo del caballo, pero en la actualidad podemos elegir entre diferentes tipos de monturas, tamaños y formas, la que más se adapte a las medidas de nuestro caballo.

El sudadero ayuda a proteger de las posibles rozaduras que pueda provocar la presión ejercida por los jinetes en el lomo del caballo. También nos ayuda a mantener limpia la montura y a protegerla del sudor del caballo.

Es necesario mantener limpio el sudadero y a poder ser, utilizar uno distinto para cada caballo. Los sudaderos se empapan fácilmente y al secarse dejan una capa de suciedad que permanece en contacto con el cuerpo del caballo. Si este sudadero se sigue utilizando sin limpiarlo, es cuando puede provocar en el caballo rozaduras, infecciones y enfermedades cutáneas. Por este motivo es por lo que resulta fundamental mantener en perfectas condiciones de limpieza el sudadero. Con los de borreguito, pondremos especial atención porque cuando se empapan tienden a formarse pequeños nudos que con el roce puede resultar dañino para el caballo.

Algunos jinetes opinan que el uso del sudadero resulta un impedimento para el objetivo de la montura porque supone una mayor separación entre el jinete y el caballo.

 

 Podemos encontrar sudaderos de diferentes tipos. Dependerán del tipo de montura que tengamos para adaptar un sudadero u otro al tamaño y modelo de la montura. De la misma manera que tenemos diferentes modelos, también están elaborados con diferentes materiales. Pueden ser de piel de cordero y fieltro hasta de los materiales sintéticos más novedosos. Los primeros tienen más duración si se cuidan bien, pero también conllevan un mayor trabajo de mantenimiento y limpieza, ya que es necesario lavarlos a mano y cepillarlos a menudo, cosa que en los sintéticos no es necesario. También hay algunos sudaderos que llevan la zona de la cruz acolchada o la zona del dorso para acolchar la zona de choque de la montura.

     sudadero uso general  sudadero acolchado  sudadero piel de borrego
Sudadero uso general Sudadero acolchado Sudadero piel de borrego


A parte de los sudaderos, también se les coloca a los caballos bajo la silla unos protectores. Estos protectores nos sirven para salvaguardar la cruz y la espalda del caballo amortiguando los golpes que le damos cuando montamos y de las posibles rozaduras que le podemos producir. Son muy útiles cuando pasamos mucho tiempo montando a caballo o en las largas marchas para no causar molestia o dolor en la espalda del caballo. Pueden ser de espuma, látex o silicona las de mejor calidad, y se le coloca al caballo entre el sudadero o la mantilla y la silla de montar. En algunos modelos de sudaderos llevan incorporado el salvacruces.

   salvacruces de latex  salvacruces silicona  salvacruces de borreguillo
Salvacruces de látex Salvacruces silicona Salvacruces de borreguillo
 sudadero con salvacruces
Sudadero con salvacruces

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR