Tirones en los caballos

Los tirones pueden ser muy graves. Lo primero que hay que hacer es poner hielo en la zona afectada, un vendaje compresivo y reposo. Después llamaremos al veterinario y seguiremos sus consejos.

Los tirones suelen ser debidos a un mal paso o a un terreno demasiado blando y suelen producirse con mayor  frecuencia al galopar o saltar. Por eso debemos insistir en la importancia de preparar al caballo progresivamente para el trabajo que debe realizar.

La recuperación de los tirones en los tendones es mucho más larga que la de otro tipo de tejidos. Un tirón importante fácilmente puede dejar parado a un caballo durante un año o incluso para siempre.

Los tirones suelen ir acompañados de una inflamación caliente y dolorosa y cojera. Llamaremos al veterinario y dejaremos descansar al caballo.

   

 

 

Después de un tratamiento con frío, el veterinario seguramente
prescribirá un vendaje compresivo. Un vendaje anatómico aplicado con una presión uniforme sobre un paño de algodón forrado de gasa ayuda a aliviar las lesiones en los tendones.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR